Las decisiones no se discuten, se aceptan

El ex DT del club de Avellaneda dijo que "estamos convencidos de que los jugadores lograrán el ascenso". El presidente Cantero formó parte de la conferencia y aclaró: "Me sobran energías para seguir" al diario CLARÍN.

 

Brindisi se fue de Independiente. /JUAN MANUEL FOGLIA.

Miguel Brindisi había manifestado luego de cada sinsabor que se sentía capacitado para revertir el mal momento de Independiente. Sin embargo, el ya ex DT del club de Avellaneda siempre tuvo claro que su continuidad no dependería de sus deseos. "Las decisiones no se discuten, se aceptan", expresó el técnico para aclarar que no puso objeciones ante el pedido de la dirigencia de dejar el club.

Antes de despedirse con un abrazo con el presidente Javier Cantero, Brindisi eligió la mesura al admitir que en la reunión del domingo por la noche la dirigencia le manifestó que "el club necesitaba hacer un cambio" y que "las decisiones son informaciones", por lo que supo que era el momento de dejar su cargo. La explicación no es precisamente el "común acuerdo" del que habló Cantero.

De todas maneras, el DT señaló que con su cuerpo técnico "estaremos pendientes de que todo vaya bien" y que "estamos convencidos que los jugadores van a lograr el objetivo de devolver el equipo a la primera división". Antes de irse sin responder preguntas, Brindisi dejó un mensaje para los hinchas: "Ojalá este domingo la cancha pueda explotar de gente, es la hora de que todo el mundo aliente".

Si bien Cantero recordó que es partidario de "darle tiempo a los técnicos para trabajar", también destacó que "en momento excepcionales se deben tomar medidas excepcionales". No obstante, aclaró que su decisión no se basa principalmente en resultados.